Los pasados días 24, 25 y 26 de junio en Madrid, los Colectivos de Jóvenes Comunistas tuvimos una serie de actos y actividades enmarcados en la lucha contra la celebración de la Cumbre de la OTAN en España. Esta Cumbre, que coincidía con el 40 aniversario de la entrada de España dentro de la Alianza Atlántica, se realizaba con el telón de fondo de la agudización de las tensiones y los conflictos interimperialistas y, particularmente, de la guerra en Ucrania.

Desde el estallido de la guerra, en la que se dirimen los intereses del imperialismo ruso y atlántico y en la que, como siempre, los muertos los pone la clase obrera y los pueblos del mundo; los CJC nos hemos volcado y hemos intensificado nuestro trabajo en el ámbito internacional. Con la bandera del internacionalismo proletario en alto, hemos puesto todo nuestro empeño en reforzar los lazos de unidad de las organizaciones juveniles comunistas y antiimperialistas, en intensificar la acción coordinada de la juventud obrera mundial y en promover el debate honesto y abierto que ayude a clarificar política e ideológicamente en un momento en el que se nos llama a ser carne de cañón bajo pabellón ajeno, bajo intereses ajenos y antagónicos a los de la clase obrera y los pueblos del mundo. El debate y la lucha coordinada deben servir para hacer avanzar al movimiento juvenil comunista y revolucionario internacional desde la independencia política, desde la lucha firme y consciente contra el imperialismo como fase inmanente del desarrollo del capital.

Por estas razones impulsamos y alojamos hace semanas el Grupo de Trabajo del Encuentro de Juventudes Comunistas Europeas (MECYO), llamamos junto a nuestro Partido, el PCTE, a la movilización contra la guerra imperialista y, en primer lugar, contra los interés de la clase dominante de nuestro país y de su bloque imperialista; hemos promovido y firmado distintas resoluciones con otras organizaciones juveniles, realizamos una intensa campaña en toda España contra la detención de los hermanos Kononovich y, el pasado fin de semana, tuvimos un papel destacado, junto al resto de organizaciones miembro en España, en la organización y celebración del Comité de Europa y Norteamérica (CENA) de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD).

La inminente presencia de los principales líderes de los países pertenecientes a la OTAN en la capital obligaba a que la FMJD, estructura que agrupa a organizaciones juveniles antiimperialistas y revolucionarias de todo el mundo, se hiciese notar en las calles de Madrid. Para la CENA acudieron delegaciones internacionales de distintos países como Portugal, Alemania, Italia, Chipre, Grecia… dispuestas a luchar junto a la juventud obrera de España contra una Cumbre manchada de sangre.

Entre las acciones y actividades programadas para el fin de semana, cabe destacar la reivindicación que atraviesa hoy todo el trabajo de las organizaciones que forman parte de la FMJD: la exigencia de libertad inmediata de nuestros camaradas Oleksandr y Mykhailo Kononovich, militantes de la Unión de la Juventud Comunista Leninista de Ucrania, detenidos y torturados sin prueba alguna solo por ser comunistas. Los CJC impulsamos hace ya meses, junto a la UJCE y la JCC, un manifiesto por su liberación que han firmado más de 300 personas y diversas organizaciones políticas, sociales y sindicales. Si ya en febrero nos concentrábamos frente a la Embajada de Ucrania para pedir su libertad, el viernes 24 volvimos, acompañados por delegados internacionales de diferentes juventudes comunistas y antiimperialistas, para hacer entrega del manifiesto. Sin embargo, la Embajada de Ucrania se negó a recibir a las organizaciones allí presentes. Seguiremos por ello recogiendo firmas y adhesiones al Manifiesto, y volveremos tantas veces como sea necesario a la Embajada por la libertad de nuestros camaradas.

El sábado 25 tuvo lugar el Campamento de la CENA, al que acudieron nuestros camaradas del Consejo Central Joan Ochs y Pablo Isidro. Allí, las distintas organizaciones miembro acordamos una resolución contra la Cumbre de la OTAN y tuvimos interesantes debates sobre las características del imperialismo y, particularmente, de los conflictos imperialistas de nuestros tiempos. Pudimos además compartir las experiencias y realidades en los distintos países, conociendo mejor los análisis y la acción política de las distintas juventudes en un ejercicio de aprendizaje mutuo que refuerza la unidad en las luchas.

Tras la reunión de la CENA, las organizaciones miembro de la FMJD en España organizamos un acto sobre el imperialismo y contra la Cumbre en el barrio obrero de Orcasitas. Más de 150 jóvenes y vecinos del barrio escucharon a los distintos ponentes. Por nuestra organización intervino la camarada Eva G. de Madariaga, la cual analizó las características y los fundamentos del imperialismo como fase monopolística del capital, la correlación de fuerzas actual dentro de la pirámide imperialista, la situación de la OTAN como organización militar y la posición de España dentro del entramado imperialista de la OTAN. Antes del acto, a los delegados internaciones se les hizo una visita guiada por el barrio de Orcasitas y sus históricas luchas vecinales, y tras el acto se celebró una cena entre todos los asistentes.

Por último, acudimos a la movilización del domingo 26 en las calles de Madrid. Los CJC marchamos junto a nuestro Partido y junto a una delegación de militantes del Partido Comunista de Grecia (KKE) y de la Juventud Comunista de Grecia (KNE), que decidieron acompañarnos en una nueva muestra de internacionalismo proletario. Los CJC también estuvimos presentes a través de una delegación en el cortejo de cabecera de la FMJD, de la que formó parte nuestro Secretario General: Javier Martín. En el cortejo de la FMJD marchamos las distintas organizaciones que participamos en el Campamento de la CENA, encabezando un bloque de distintos cortejos, pancartas y organizaciones que señalaron con firmeza, sin ambigüedades ni medias tintas, el carácter criminal de la OTAN y su corresponsabilidad en el estallido de la Guerra de Ucrania. Quedará para el recuerdo el cántico que retumbó la Gran Vía de Madrid por la libertad de los hermanos Kononovich tras la lectura de la resolución acordada por la CENA por parte del presidente de la FMJD: Aritz Rodríguez.

Los días de combate contra la Cumbre que se celebró el 29 y 30 de junio en Madrid han sido una buena muestra del avance de la organización de la juventud revolucionaria y antiimperialista en Europa y en el resto del mundo. Han sido tres días históricos que han mostrado que va creciendo en España y en otros lugares un bloque social y político que lucha desde coordenadas independientes y revolucionarias. Pero también del largo recorrido que tenemos por delante para que de miles pasemos a ser millones los que nos opongamos frontalmente a toda injerencia imperialista, los que señalemos su carácter estructural y no elijamos bando en la lucha entre criminales, los que apostemos solo por la lucha revolucionaria de la clase obrera de todo el mundo para superar el sistema capitalista.