El pasado 24 de Marzo, los principales sindicatos estudiantiles de nuestro país convocaron una Huelga General Estudiantil en contra de las nuevas leyes educativas aprobadas por el Gobierno socialdemócrata.

En la preparación de la misma, varios compañeros y compañeras del Frente de Estudiantes y Estudiantes en Movimiento, fueron identificados por la policía realizando agitaciones llamando a la Huelga. La pasada semana, recibían en sus casas multas por un valor de casi 2000€.

Es habitual el uso de la presión económica como forma de represión de los movimientos de protesta, especialmente juveniles. Pero estas multas conectan además con un clima general de aumento en la represión y vigilancia al movimiento popular que, en el ámbito estudiantil, tiene su corolario en la Ley de Convivencia Universitaria (LCU). Ley que criminaliza al movimiento estudiantil y que se suma a los diferentes casos de represión que hemos vivido los últimos meses, como es el caso de la Huelga del Metal en Cádiz o de la manifestación contra la Cumbre de la OTAN. Demostrando que, aunque el Gobierno socialdemócrata trate de aparentar gobernar para la mayoría social, permite y alienta los mismos niveles y métodos de contención que cualquier gobierno capitalista en pos de mantener el orden, su orden. Se trata de apuntalar la paz social con una cobertura militar y policial en un momento marcado por la crisis capitalista, el malestar social y la guerra imperialista.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas nos posicionamos frontalmente contra la represión al movimiento estudiantil y llamamos a otras organizaciones obreras y populares a sumarse a la campaña de solidaridad para sufragar las distintas multas que les han imputado. A su vez, llamamos al estudiantado, a los hijos e hijas de la clase obrera, a organizarse en cada centro de estudios: no hay mejor forma de protegernos ante la represión que siendo miles en cada instituto y universidad del país.

Para apoyar a los compañeros, se ha lanzado una campaña de crowdfunding y diversas iniciativas financieras y de denuncia que podéis encontrar en el siguiente enlace.

¡Solidaridad estudiantil y popular!

¡Transformemos la rabia en respuesta!