Madrid

En Madrid, dispuestos a organizar la rabia en el Movimiento Obrero y Sindical y transformarla en respuesta

By 18/04/2022 No Comments

El pasado sábado 2 de abril tuvo lugar el Plenario de Movimiento Obrero y Sindical de los CJC de Madrid. Este plenario, preparado desde el Comité Regional de Madrid, contó con la participación de buena parte de los militantes trabajadores madrileños. A lo largo de la mañana, pudimos debatir sobre la concreción de la explotación capitalista en nuestra región y cómo esta afecta a la juventud trabajadora, sobre las distintas formas que tenemos los comunistas para intervenir en los centros de trabajo y en las estructuras sindicales, y sobre la importancia de la intervención de los jóvenes comunistas. Intervención que, además, debe ser planificada, constante y bajo la perspectiva de la revolución socialista y la superación del capitalismo.

Buscándose lograr que el plenario fuese lo más completo posible, se trataron varias cuestiones recogidas en unos documentos que la militancia pudo estudiar previamente a la celebración del plenario y que marcaron el desarrollo de los debates. En dichos documentos y en las ponencias subsiguientes analizamos las principales variables de la explotación capitalista en Madrid en relación con la juventud obrera, como el paro, la temporalidad, la pobreza o la contratación irregular. También estudiamos la flexibilización y la individualización de las relaciones laborales en un marco de uberización de la economía y en un contexto de crisis, palabra que desde siempre llevamos oyendo los jóvenes, quienes somos prisioneros de ella. A continuación, debatimos sobre cómo deben trabajarse las formas de intervención en el movimiento obrero y en el movimiento sindical por parte de la Juventud Comunista, cuáles son las principales claves en las que debe insertarse dicha intervención, y sobre todo hablamos de por qué es importante que los militantes trabajadores y los colectivos de base planifiquen, desarrollen y experimenten fórmulas de intervención para llegar a las masas trabajadoras y, más concretamente, a la juventud obrera madrileña.

Más allá de las ponencias, sin embargo, la parte fundamental del plenario fue la participación de la militancia. Fueron muy numerosas, así como enriquecedoras, las aportaciones realizadas por los y las camaradas presentes, compartiendo sus experiencias al conjunto de la organización, señalando algunos errores y problemas de los que aprender de cara al futuro, y realizando reflexiones muy útiles para el aprendizaje colectivo.

Con este plenario, los CJC de Madrid no solo cumplimos uno de los objetivos que nos marcábamos para este curso, sino que además damos un paso más en lo que respecta a nuestra intervención en el Movimiento Obrero y Sindical en consonancia a los avances cualitativos que venimos desarrollando últimamente. Tenemos claro que el objetivo pasa por llevar la política del Partido y de la Juventud Comunista a los centros de trabajo, por elevar mediante nuestra intervención y trabajo político el nivel de conciencia de las masas de jóvenes obreros, y por ganar cada vez más peso e importancia en el movimiento obrero para acumular fuerzas y poder organizar la lucha en clave revolucionaria.

Como decíamos antes, la crisis ha sido una constante en las vidas de los jóvenes trabajadores, y cada vez somos más quienes sufren con rabia e impotencia las consecuencias de esta situación. Es tiempo, por tanto, de organizar esa rabia y de transformarla en respuesta.