Noticias

XI Pleno del CC de los CJC: romper con la paz social, no seremos mano de obra a demanda.

By 19/01/2022 No Comments

Este pasado fin de semana de enero, el Consejo Central de los CJC ha celebrado en Madrid su XI Pleno. Un pleno que se celebra en la mitad del curso político 21/22 y que ha servido, por tanto, como puesta a punto para garantizar el cumplimiento de los objetivos planificados.

El Consejo Central ha analizado la coyuntura política actual en su vertiente particularmente juvenil. El momento político sigue gobernado por la capacidad de la socialdemocracia en el Gobierno, con la ayuda directa de las cúpulas sindicales, de conservación de la paz social.  El malestar derivado de la situación de empobrecimiento y explotación, especialmente aguda entre los sectores juveniles de la clase, se evapora en resignación o encuentra estallidos puntuales y localizados en sectores particulares o ante fenómenos coyunturales.

Máxima expresión de estas dinámicas de consenso y paz social ha sido la elaboración, negociación y aprobación tripartita entre Gobierno, CEOE y CCOO/UGT de la reforma laboral. Una reforma laboral que, como ya ha señalado y detallado el PCTE en sus análisis al respecto, no viene sino a ser un paso decisivo en el avance del modelo, demandado por la Unión Europea, de la “flexiseguridad”, modelo capital para poder alcanzar un alto grado de flexibilidad laboral, de uso a demanda de la fuerza de trabajo.

En lo que afecta más directamente al empleo juvenil, el Ministerio de Trabajo repite, como uno de sus mantras principales, que esta reforma ayuda a acabar con la precariedad y temporalidad. Lejos de eso, sus medidas no hacen sino reforzar dicha temporalidad. El mantenimiento intacto del coste de despido, el refuerzo del contrato fijo-discontinuo, la habilitación de su uso por las ETTs, etc., demuestran que la socialdemocracia no ha podido sino restringirse a los marcos de posibilidad del capital, subordinarse a sus necesidades ante el escenario de crisis, formalizando y apuntalando tendencias que venían produciéndose o demandándose por parte de los capitalistas pero vendiendo que en dicha formalización nos protegen a los trabajadores de los “aspectos más lesivos”. Es por ello que el pleno acordó elaborar un profundo análisis que explique a los jóvenes de nuestra clase cómo nos afecta esta reforma, que implicaciones tiene en la “modernización” del capitalismo y de qué manera debemos luchar contra ella.

Desde esta tendencia del capitalismo al aumento de la flexibilidad, a la potenciación del uso a demanda de la fuerza de trabajo, deben entenderse también las distintas reformas en el ámbito educativo, como los CJC ya hemos expuesto en numerosas resoluciones públicas. La ley de FP espera su tramite en el senado y el nuevo ministro de universidades, Joan Subirats, ya ha anunciado que continuará tratando de impulsar la LOSU. Es por ello necesario oponer a toda esta reforma un fuerte movimiento estudiantil, que los hijos e hijas de la clase obrera se levanten y señalen que no seremos mano de obra barata y a demanda de los capitalistas.

La movilización del 18 de noviembre convocada por distintas estructuras, y muy particularmente por el Frente de Estudiantes, demuestra la reactivación del movimiento estudiantil tras el periodo telemático y semipresencial. Un movimiento estudiantil nuevo que recoge las enseñanzas de los periodos y ciclos anteriores y hace de la lucha constante y la labor militante, de la actitud unitaria y la organización estatal y de la voluntad democrática de ampliar los canales de participación y deliberación de todo el estudiantado, sus señas de identidad, sus palabras de orden. El ejemplo del 18N debe continuar, ampliarse, intensificarse. Desde la Juventud Comunista estaremos en primera fila esforzándonos por convertir cada centro de estudios en una trinchera contra la reforma educativa, tratando de levantar un amplio movimiento educativo que vuelva a las calles esta primavera frente a las medidas que amoldan la educación a los intereses del empresario.

Las movilizaciones a nivel estudiantil y otras como la huelga de Cádiz, que ha sido una indudable lección de combatividad y firmeza de la clase obrera del metal, son ejemplos que rebasan las dinámicas de la paz social y demuestran la necesidad de no resignarse, de transformar la rabia que sentimos de ser siempre nosotros y nosotras los que pagamos las consecuencias de las crisis cíclicas del capitalismo, gobierne quien gobierne, en acción organizada. Siguiendo esa orientación, los CJC sacaremos una nueva campaña que llama a los jóvenes obreros y de extracción popular a atreverse a luchar, a pasar de las respuestas ocasionales y coyunturales a la lucha revolucionaria organizada. En definitiva, a atreverse a organizar la revuelta contra este sistema que nos condena a ser prisioneros de una vida en crisis permanente, a atreverse a soñar con transformarlo todo y construir una nueva sociedad, la sociedad comunista.

Para ello, es absolutamente necesario desarrollar nuestros canales de comunicación y lucha ideológica y contrarrestar así el bombardeo ideológico reaccionario que a través de las nuevas plataformas y vías digitales recibe la juventud, ser así más incisivos en la difusión de la propuesta política revolucionaria. El XI pleno ha debatido cómo hacer crecer el proyecto del “Juventud!”, tanto en su versión impresa: de la que saldrá un nuevo número esta primavera; como en su versión Podcast. Todos estos debates orillarán en la celebración, en abril de este año, de la I Conferencia de AgitProp y comunicación política de los CJC.

Siguiendo la línea de la necesidad de intensificar la batalla ideológica y de fortificar teóricamente nuestra organización, durante los próximos meses realizaremos diversas charlas formativas y ampliaremos los materiales destinados a todos aquellos jóvenes que quieren iniciarse en el estudio del comunismo científico y conocer más profundamente el proyecto del PCTE y de los CJC. Entre estos materiales destaca la elaboración del Cuadernillo del Nuevo Militante, que pronto estará disponible en nuestra web.