CampañasEducación

Nuestra formación, su negocio

Durante los últimos meses los Colectivos de Jóvenes Comunistas hemos estado desarrollando a lo largo y ancho del país una campaña hacia los institutos de enseñanzas medias y Formación Profesional. Bajo el lema “Nuestra formación, su negocio”, hemos organizado acciones agitativas, mítines y charlas en cientos de institutos, explicando al estudiantado la repercusión que tendrá la reforma integral del sistema educativo en ciernes.

En esta reforma integral, las enseñanzas medias y la FP tienen un papel fundamental, la LOMLOE y la ley de FP favorecen la hiper especialización y tecnificación educativa, o lo que es lo mismo: una mejor y más concreta preparación de la mano de obra que necesitan las empresas. Esto se complementa con la potenciación del modelo dual. En FP, dependiendo de su modalidad, los estudiantes pasan entre un 35% y un 50% del tiempo lectivo haciendo prácticas en empresas, lo que supone la incorporación de mano de obra masiva y barata -sino gratuita- enormemente funcional en un momento de crisis para los capitalistas. Además de esto, se han dado pasos significativos en la privatización y el control instrumental de las empresas.

Por ello los CJC hemos explicado también al estudiantado que este es el papel de la educación dentro del capitalismo. Nuestra formación no es más que parte de su negocio, una vía directa de obtención de beneficios y una forma de preparar, a gusto y demanda, la fuerza de trabajo que necesitan en cada momento.

Tras meses de trabajo activo hablando de las nefastas consecuencias de estas reformas para la vida de la juventud, se ha aumentado la presencia comunista en las enseñanzas medias y los centros de FP. De la campaña nacen muchos grupos de estudiantes organizados que se suman a la lucha estudiantil contra la educación al servicio del empresario.

El movimiento estudiantil está en un proceso de recomposición política y organizativa para hacer frente a la reforma integral y abrir un nuevo ciclo de movilización estudiantil. Los comunistas estaremos al frente, convirtiendo cada centro, cada instituto, cada campus y facultad, en una trinchera. Llamamos por tanto a cada hijo e hija de la clase obrera a dar un paso al frente, a tomar partido frente a esta vida en crisis permanente, a organizarse en la Juventud Comunista, a asociarse en su centro de estudios, a hacer de la rabia respuesta.